¿Qué es la nube?

Infraestructura elástica, redundante y disponible para tu negocio

Definir el cloud computing o nube informática puede parecer un proceso complejo, sin embargo “la nube” no es más que la evolución tecnológica que llevó a las organizaciones de tener sus datos almacenados en un servidor físico dentro de un data center con una sola ubicación, a poder replicarla en múltiples data centers alrededor del mundo logrando incrementar la capacidad de operación de forma sencilla, económica y accesible.


En el entorno físico de operación de datos, una empresa debe tomar en cuenta la compra de equipo (los servidores, rack, storages, switches de core, librerías de backup, antivirus, firewalls, etc.) con una visión a largo plazo para invertir en los recursos que hipotéticamente va a necesitar para su operación, además, debe habilitar de un espacio físico acorde a los requerimientos, establecer el protocolo de control y seguridad, contratar personal especializado que lleve a cabo la instalación, mantenimiento, reparación y actualización del hardware y el software.

Todo lo anterior se traduce en un una suma de esfuerzos, presupuesto y tiempo que por lo general son el dolor de cabeza de las organizaciones debido a la complejidad de la estructura. Esta es la razón por la cual “la nube” representa una oportunidad para que las nuevas empresas logren entrar en un mundo competitivo sin tener que destinar gran parte de su atención a resolver la gestión de los datos, mientras que para las organizaciones más grandes, representa una optimización bastante amplia en  el uso de sus recursos, que se ve reflejada en procesos más eficientes.

Pero, ¿Cómo la nube es capaz de brindar estos beneficios? La nube  es en  realidad una metáfora empleada para referirse a los servicios que son capaces de ofrecerse al virtualizar los servidores, basado en la creación de múltiples data centers que tienen distintas ubicaciones pero que están conectados entre sí, permitiendo  ofrecer diferentes ventajas competitivas en la gestión y almacenaje de datos como:

Elasticidad

La elasticidad de la nube se refiere a la capacidad que tiene esta infraestructura como servicio de adaptarse a tus requerimientos de procesamiento, memoria y almacenamiento de acuerdo a las necesidades de operación presentes, pero adicionalmente pueden cambiar conforme a las demandas de operación, ampliando o ajustando su capacidad según se necesite. Su principal utilidad se refleja en evitar costos de recursos inactivos,  sin detener operaciones y evitar la gestión de administradores que puedan vulnerar su seguridad.

Redundancia

La redundancia de datos ocurre cuando la información almacenada se replica en otros servidores, puede asemejar a lo que coloquialmente conocemos como respaldos o copias de seguridad pero con la diferencia de que esta información se transmite a otros servidores y permite, en caso de fallo o contingencia, mantener la información disponible desde cualquier dispositivo con acceso a internet mientras se tengan las credenciales necesarias.


Disponibilidad

La ventaja que ofrece la disponibilidad de datos dentro de la nube se resume a lograr que el sitio, aplicación o datos que están alojados dentro de ella, sea posible tener acceso en cualquier momento, sin que se “caiga el sistema”, lo cual se vuelve vital si la operación de la misma empresa se encuentra dentro de algún software hospedado en la nube ya que permite acceder a cualquier hora .El tema de migrar a la nube ha creado tendencia y su razón de ser se concentra en las grandes ventajas que representa para una empresa en optimizar costos, infraestructura, capital y tiempo.

Para lograr una implementación exitosa que se refleje en su operación diaria es necesario contar con asesoramiento de un profesional especializado que pueda analizar su caso particular  y mostrar los requerimientos específicos que necesita para subirse a la nube de forma segura.